Noticias

NI UNA MENOS. VIVAS, LIBRES Y DESENDEUDADAS NOS QUEREMOS! 2018

Fecha: 
Lunes, 4 Junio, 2018 - 17:30

En este 4° NI UNA MENOS nos volvemos a encontrar en las calles con las consignas que venimos repitiendo, defendiendo y proclamando cada 3 de junio. Ese grito es colectivo y es de denuncia porque nos siguen matando! Un femicidio cada 30 horas!

Llegamos a esta plaza, habiendo compartido, asambleas, reuniones en distintos ámbitos de trabajo y de activismo, recuperando décadas de creciente organización de la lucha de mujeres, feministas y el colectivo de Lesbianas Gays Transexuales, Bisexuales e intersex. Las mujeres Volvemos a encender el fuego de la lucha y a gritar en todo el país, en cada plaza..NI UNA MENOS vivas, libres y desendeudadas nos queremos!

Las mujeres hemos demostrado que cuando tocan a una respondemos todas, esa respuesta es la estrategia que nos damos para encarnar la convicción de que lo personal es político. Este día es una jornada de lucha, que surgió de la indignación por la violencia patriarcal contra las mujeres, y que significó un punto de inicio  para problematizar los discursos y las prácticas machistas que la reproducen cada día y que  ponen a las mujeres y a las disidencias sexuales  en situación de sujeción, de cosificación, de vulneración y de explotación.
Ante estas opresiones en los distintos órdenes de la vida,  las mujeres  pudimos reivindicarnos en lucha, en unidad, alertas, gritando en cada rincón del país y expandiéndonos por Latinoamérica. 

Entendemos que las violencias del sistema heteropatriarcal se expresan, se fortalecen y se manifiestan, a través de políticas y acciones en la economía, la justicia, la educación, la salud y la cultura, por eso nuestros reclamos son múltiples e integrales. Por eso nuestra crítica se dirige a múltiples actores y necesariamente se expande a los variados ámbitos de la vida social. Porque es esta cultura heteropatriarcal-machista la que sostiene las condiciones de opresión y la que permite la concreción de la manifestación extrema del odio machista en los femicidios. Entendemos también que es el Estado quien debe orientar los lineamientos generales que permitan desandar el camino de estas violencias, con políticas concretas.

Es por esto que cuando decimos Ni Una Menos, también decimos que rechazamos las políticas de ajuste y endeudamiento que nos imponen nuevos condicionamientos a nuestras vidas, más precarización y más violencia. Al closet y al FMI no volvemos más!

La actual crisis económica, el tarifazo, la inflación, el endeudamiento y la vuelta al FMI, empobrece, precariza y embarga especialmente nuestras vidas, la de las mujeres, lesbianas, trans y travestis.

Nuestros salarios no llegan a cubrir siquiera el costo de la canasta básica familiar; las trabajadoras precarizadas, muchas siendo el único sostén del hogar, tenemos que resbuscarnos para cubrir las necesidades básicas y para inventarnos el trabajo. Al igual que en los 90 estamos nuevamente revolviendo las ollas populares. Sin autonomía económica no hay ni una menos!

La falta de políticas públicas que garanticen derechos y la quita de recursos a todo lo público afecta y empobrece nuestras existencias posibilitando que las violencias sexistas se perpetúen en sus impunidades.

Exigimos que se implemente con todos los recursos necesarios el Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres, que se asigne un presupuesto municipal suficiente y acorde a las necesidades crecientes que permita una atención integral a victimas de violencia. Nos solidarizamos con las compañeras despedidas de la línea 144 y rechazamos todo tipo de ajustes en la materia. Exigimos la implementación en todo el país de la Ley del cupo laboral travesti trans imaginada y propuesta por Diana Sacayan.

Cuando decimos Ni Una Menos, también decimos que rechazamos la justicia patriarcal, racista y clasista.Exigimos que la justicia deje de ser cómplice; exigimos una justicia comunitaria y no sexista. Que acompañe a las víctimas sin criminalizarlas; que protega su intimidad; que no divulgue información ni las difame. Que dimensione los contextos donde se produce la violencia y que deje de minimizar las denuncias de las mujeres que terminan en el archivo. 

Necesitamos una justicia que nos escuche, nos informe, investigue con perspectiva de género y nos proteja como necesitamos y no como se le ocurra. Nuestras vidas no son un formulario!

Exigimos la incorporación de una Médica mujer en la comisaria de la mujer y más profesionales para el equipo interdisciplinario!

Exigimos la creación de otra Defensoría Civil y de una fiscalía especializadas en violencia de género. 

Y especialmente este año, cuando decimos ¡Ni Una Menos! exigimos ¡Ni una muerta más en abortos clandestinos! ¡Que se despenalice y se legalice de una vez el aborto en nuestros territorios! Que la maternidad sea una elección libre, fruto del deseo, y no una obligación. Que se respete la vida y autonomía de las mujeres y de los cuerpos gestantes. Que se respete la capacidad de decidir sobre nuestros cuerpos. ¡Nosotras parimos, nosotras decidimos! 

En Tandil, respaldamos el trabajo de la Consejería en Salud Sexual, Reproductiva y (no) reproductiva e Interrupción Legal del Embarazo del Hospital Municipal, y de los Centros de Salud de nuestra ciudad. 

Seguimos exigiendo la incorporación de personal médico no objetor de conciencia al Servicio de Toco-ginecología y que la Dirección del Hospital esté a cargo de un Médica o médico no objetor de conciencia porque las Instituciones son las responsables de garantizarnos el acceso a una salud pública, libre de violencia y discriminación. 

Exigimos la plena implementación  de la Ley de Educación Sexual Integral en cada una de las instituciones educativas de la ciudad y con ello decimos: EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO PARA NO MORIR! 

Ni Una Menos es un grito colectivo contra la violencia machista. Surgió de la necesidad de decir “basta de femicidios”, porque en Argentina cada 30 horas asesinan a una mujer sólo por ser mujer. A Ni Una Menos se sumaron  miles de personas, cientos de organizaciones en todo el país, escuelas, militantes de todos los partidos políticos. Porque el pedido es urgente y el cambio es posible, Ni Una Menos se instaló en la agenda pública y política. 

En Argentina, hoy nos encontramos con un movimiento de mujeres que ha sabido contener y ha logrado canalizar las vivencias, experiencias y deseos de muchas mujeres en su búsqueda de relaciones que no reproduzcan las opresiones. Nos encontramos con mujeres organizadas para demandar, visibilizar reclamos, evidenciar condiciones precarias de vida.

En Argentina las mujeres venimos imponiendo una agenda pública-política:

Como efecto de los feminicidios  en 2015 nos organizamos en Ni Una Menos, luego en Paros Internacionales de Mujeres de los últimos años.
Desde hace 34 años no reunimos en los Encuentros Nacionales de Mujeres
Hemos conformado la Campaña Nacional x el Derecho al Aborto en 2006
Tenemos una red Interuniversitaria de género, desde 2015.
Es evidente que el feminismo apuró la vigencia de leyes, construyendo estrategias para permear desde las plazas hacia los recintos legislativos, articulando con otros movimientos populares:
Hemos sido protagonistas de las luchas por la Ley de identidad de género, la Ley de matrimonio igualitario, la Ley de salud Sexual, la Ley de Interrupcion legal del embarazo, la Educación Sexual Integral, la Ley contra la discriminación x orientaciones e identidad, ley de Cupo laboral trans, Ley de cupo femenino.

En Tandil tenemos la histórica experiencia de la Biblioteca de las Mujeres (un semillero de feministas hasta hoy), la anterior organización de Mujeres sin Moldes, la conformación del Foro de Promoción y Protección de los Derechos de las Mujeres, la conformación de Mujeres sin Techo, la Mesa contra la Trata, la Mesa local contra las violencias, la formación a nivel local del Ni Una Menos, representantes de la red PAR x una Comunicación no sexista, mas recientemente la conformación local de la Campaña Nacional x el Aborto. 

Este 3 de junio salimos a andar reconociendo estos antecedentes, sabiéndonos protagonistas de una lucha que no inició con nosotras y que nos desborda. Salimos a andar con las Ailin, las Chiara, las Milagro, las Berta, las Marielle, las desaparecidas, criminalizadas y asesinadas por ser mujeres, por defender su territorio, su cuerpo. Salimos a andar haciendo realidad los sueños que soñamos juntas y despiertas.

Hoy volvemos a gritar NI UNA MENOS, VIVAS, LIBRES y DESENDEUDADAS NoS QUEREMOS!!!